Razones por las que la cerrajería podría ser considerada una ciencia

La definición general de la palabra ciencia se refiere directamente al conjunto de conocimientos aplicados a la investigación e interpretación de toda clase de fenómenos, sean naturales, artificiales y experimentales.

El proceso investigativo abarca lo que conocemos como método científico, lo que implica la generación de una hipótesis que debe probarse bajo ciertas condiciones.

Todo esto puede sonar muy abstracto para decir que la cerrajería es una ciencia, pero lo cierto es que la concepción, fabricación e instalación de cerraduras abarca todos los aspectos de los que dispone una ciencia como la física, la química o las matemáticas.

Claro está, no es una ciencia de ese tipo de magnitudes o complejidad, pero una vez que aclaremos los aspectos de los que dispone la cerrajería, estaremos más que seguros que se trata de una ciencia como cualquier otra.

  1. Implementación del método científico

La aplicación del método científico se lleva a cabo con la finalidad de crear cerraduras y dispositivos de seguridad más eficientes en virtud de la implantación de nuevos materiales, aditamentos y nivel de protección.

Para certificar que una cerradura dispone de la calidad necesaria para venderse en el mercado, los fabricantes realizarán diversas pruebas (ensayo y error) y serán sometidas a una hipótesis (condiciones de funcionamiento del herraje).

Cuando las pruebas arrojan un resultado positivo, significa que la hipótesis se pudo comprobar, aunque ciertamente las hipótesis son verificadas cuando las cerraduras son certificadas por un  servicio cerrajero, o un usuario da fe de la calidad de estos dispositivos.

  1. Las distintas ramas de la cerrajería

Hay cerrajería doméstica, comercial, industrial y automotriz, y cada rama de la cerrajería tiene unas características definidas, profesionales orientados a una rama específica, y con dispositivos específicos de cada tipo de cerrajería.

Esto quiere decir que, si deseo instalar una caja fuerte en un entorno conocido, debe especificarse en qué lugar debe ubicarse, o si aspiro incorporar una alarma en el coche, no puedo buscar otro cerrajero que no sea automotriz.

Como sea, se trata de una ciencia que tiene bien definidos sus límites en los profesionales que practican un tipo específico de cerrajería, instrumentos utilizados y dispositivos específicos.

  1. Requiere de otras disciplinas auxiliares

El desarrollo de nuevas y mejores cerraduras requiere de la implementación de ciencias auxiliares, como la matemática, la física, la química y la termodinámica.

La biología vendría a ser una parte fundamental para la innovación de dispositivos de cierre más eficaces, implementándose la biométrica a grandes rasgos.

Y así podríamos enumerar todas las ciencias que permiten que la fabricación de dispositivos de seguridad sea posible, dando lugar a un mayor número de innovaciones donde la protección de los espacios se encuentre garantizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *