Amenaza biológica

Hay quienes piensan que hay que prepararse para una próxima guerra mundial, pero no convencional sino a nivel biológico. No es difícil pensar que estamos en manos de la biotecnología, de su optimo desempeño dependerá que una buena parte del mundo se salve. Puede parecer paranoico, pero los virus y las bacterias nos atacan, algunos afirman que es parte de una guerra que ya comenzó, Pero ¿ganar terreno a cambio de la vida de tus propios coterráneos? No es algo nuevo.

¿Cuánta cantidad de personas han fallecido por defender los ideales de una nación?, mientras tanto sus máximos líderes, disfrutan del placer de haber ganado, las familias de los caídos lloran sobre sus cuerpos. El gobierno de país responsable en la actualidad, que desea mantenerse en pie, debe enfocarse en convertir a sus peones, porque eso es lo que somos muchas veces, en una raza más resistente; es aquí donde se impone el valor de la biotecnología, en los tiempos futuros, además de toda las justificaciones valiosas que ya existen en la producción de bienes o mejoramiento de la calidad de vida de todo el que posa sus pies sobre el planeta.

Hubo un tiempo en el simplemente pensé que ante el caos de seguridad en las viviendas que se vivió en España, aunque aún se vive, quien hizo el remedio hizo la enfermedad. Pues como se podrían divulgar a voces la manera de vulnerar una cerradura por parte de los cerrajeros. ¿Acaso para poder vender más cerraduras? O ¿solo fue una estrategia de la competencia de los fabricantes de cerradura? El golpe no solo afecto a ese grupo de profesionales sino a todo el gremio de cerrajeros de esa localidad.

Vacunar a los niños aún sigue siendo un tema de polémica, por aquello de que ciertas personas no encuentran los verdaderos equilibrios entre los beneficios al organismo o el daño irreversibles que les causa. Pero los virus matan de una forma sencilla a miles de personas, cada vez que un tipo de gripe se convierte en pandemia y arrasa con la vida de inocentes. Cuantos tipos de gripes se han salido de control cobrando la vida de personas. Estamos en presencia de una guerra silenciosa e imperceptible más que la muerte de individuos.

Bueno ni tan imperceptible, el mundo entero está despertando, la solución está en invertir en fármacos, en procesos de investigación, en vacunas, prevenir las enfermedades es la clave. No son con armas convencionales con que están atacándonos, el terrorismo biológico, es aún más cruel, sigiloso y destructivo. Aquellos de los cuales se respalden en la ciencia ay en la tecnología para comprender los procesos biológicos serán los que puedan soportar estas bombas de enfermedades que cobran la vida de inocentes.

La vida natural, el aire más puro cada vez está más lejos de suceder si no se hace una base en sus ciudadanos, las cartas están echadas y hay tanta ciencia de ambos lados, una de ataque y una defensiva que vencerán los más inteligentes, no creo los que sean más letales sino los que puedan resistir más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *